Abril: tiempo de coupages y de primeras hojas

Barrica de Bodegas San Alejandro

La primavera en bodega nos enfrenta todavía a una añada 2013 que se presentó tardía, sana y madura. Lo que se ha traducido en unos pocos retrasos de fermentaciones malolácticas que todavía nos hace estar atentos a estas reacciones.

Con los blancos y rosados ya en botella es el tiempo ahora de las últimas mezclas de los vinos tintos jóvenes 2013 y sus primeros embotellados. La fijación es máxima en estos momentos ya que será la reacción de los vinos a estos embotellados la que terminará de definir un añada en la que tenemos muchas expectativas. 

Y también es el tiempo del trasiego de barricas que formarán el próximo Viñas Viejas 2012, el cual tendremos listo en septiembre y en el que ponemos toda nuestra atención, pasión y saber hacer con la intención de estar a la altura de Baltasar Gracián Garnacha Viñas Viejas 2011 y su gran oro en el concurso Garnachas del Mundo.

Sin olvidar la viña, en su mayoría ya brotada, con el riesgo de los últimos fríos que puedan afectar a una añada que comienza sin retrasos ni adelantos de ciclo y con menos lluvias de las esperadas. Las condiciones de brotación se asemejan a 2011, una añada que estamos disfrutando en esplendor en estos momentos.

 

Juanvi Alcañiz.