Historia

Bodegas San Alejandro fue fundada en 1962 en Miedes de Aragón (Zaragoza), en un enclave privilegiado para el cultivo de la vid, por la altitud de sus viñedos, el rigor del clima, la lenta maduración de sus uvas, la diversidad de sus suelos y un largo etcétera de singularidades que componen su terroir.

Recibe su nombre en honor a San Alejandro, cuyos restos se encuentran en el Convento Franciscano del S.XVII de estilo mudéjar situado en Miedes.

Su logo está inspirado en el relicario venerado por la cofradía más antigua del pueblo que se mantiene en el altar de su Iglesia de San Pedro del S. XIV
Desde entonces, Bodegas San Alejandro ha crecido y evolucionado apoyando siempre a su gente, su tierra y su cultura. Una cultura que promueve por más de 30 países en todo el mundo.

De clara vocación exportadora, Bodegas San Alejandro es un emblema de los vinos con Denominación de Origen Calatayud fuera y dentro de nuestras fronteras. Un proyecto que comenzó con la ilusión y el esfuerzo de un grupo de viticultores y que hoy en día es ya una realidad.

Bodegas San Alejandro es, además, un referente del enoturismo en la zona, con una amplia oferta de actividades para dar a conocer la cultura del vino, su historia y su cata, explicada también con la ayuda de su Teatro de la Naturaleza y los Sentidos.