Terroir

El terroir es el sabor único de un lugar concreto que se expresa en un vino. Es la magia de esa determinada zona, su geografía, geología, clima.  En Bodegas San Alejandro nos gusta llamarle “el sentido del lugar”.

Y ese es el secreto que existe detrás de nuestros viñedos situados entre los más altos de España entre 700 y 1100 m de altitud y que cuentan con unas condiciones naturales de absoluto privilegio.

De condiciones extremas muy propicias para la obtención de cosechas únicas. Provocadas en gran medida por la gran altitud, donde existe una hermosa aireación y se genera un contraste de temperaturas entre el día y la noche muy saludable. Donde nuestros suelos en pendiente, muy pobres en nutrientes y con poco acceso a agua regulan de manera natural nuestras producciones de rendimientos muy bajos. Donde las cosechas son de las más tardías de toda Europa.

Donde la antigüedad de nuestros viñedos colabora como otro factor más a determinar concentraciones de aromas, color y sabores inalcanzables.

Donde la Garnacha es la reina en su hábitat perfecto que otorga como resultado un vino que alimenta todos nuestros sentidos y que supera expectativas.

 

Variedades

La Garnacha es la protagonista principal de nuestros vinos, representa el 70% de la superficie de nuestros viñedos. También conocida como Grenache en Francia y América. Se dice que es originaria del Valle del Ebro.

Su aporte de cuerpo, frutosidad, sabor a fruta madura y carnosidad permite la elaboración de vinos monovarietales, especialmente de cepas viejas, que sorprenden por su gran concentración y complejidad y que sirven a su vez como complemento ideal para realizar coupages muy equilibrados.

La variedad tinta más típica española, conocida en otras regiones con el nombre de Cencibel, Tinto de Toro, Tinto de Fino, Tinto del País.

Variedad de maduración temprana de alta calidad, que produce un racimo de tamaño medio, compacto y regular, cuyas uvas tienen la piel media-gruesa y zumo incoloro

Variedad blanca que debe su nombre a la tribu bíblica de los Macabeos y que parece ser oriunda de la cuenca del Ebro. En otras regiones recibe el nombre de Viura.

Variedad de brotación tardía y período de recolección breve de la que se obtienen resultados en climas fríos como los de nuestra zona.

Su racimo es compacto, grande y de color amarillo verdoso, zumo incoloro, equilibrado en azúcar y cuerpo.

También conocida como Shiraz. Variedad tinta originaria el Valle del Ródano septentrional, que ofrece excelentes resultados en zonas de mucho sol y altas temperaturas.

No obstante, en climas fríos, como el nuestro, tiene una perfecta adaptación, produciendo vinos más elegantes y muy aromáticos.

Su racimo es cilíndrico de tamaño mediano con uvas de color azulado, piel medianamente espesa y pulpa jugosa.

Variedad tinta procedente de Francia, región Bordolesa, vigorosa y de buena adaptación a nuestra zona de producción, ya que requiere de terrenos frescos.

Su brotación es temprana, racimos de tamaño mediano, con uvas de color azul negruzco de piel espesa.

Produce vinos aromáticos.

Variedad tinta de procedencia francesa cuya buena adaptación y rendimiento en esta área está ligado al buen manejo y tecnología puesta en el viñedo.

Caracterizada por su color, sus poderorosos taninos y su viva acidez. Ofrece un magnífico maridaje en el coupage con otras variedades tintas.